Ventajas y desventajas de la barbacoa eléctrica, de gas y de carbón

Ventajas y desventajas de las barbacoas eléctricas

Ventajas

  • No requiere de ningún tipo de combustible, por lo que, además de ahorrar espacio, también ganaremos en seguridad.
  • Uso sencillo: no requiere fuego ni brasa, simplemente tienes que conectarla a la electricidad.
  • Menos sucias
  • Rápidas: Sólo necesitan unos minutos para calentar y comenzar a cocinar.
  • Seguridad: no hay fuego, por lo que tienen más seguridad.
  • Más baratas: La electricidad es más económica que el gas o el carbón y
  • Más sostenibles: No emiten gases contaminantes y, si tu energía es renovable, más sostenible.

Desventajas

  • Peor sabor: dicen que el sabor de las barbacoas de carbón es el mejor-
  • Menor tamaño: Por lo que puedes cocinar para menos gente.
  • Requieren de un enchufe: por ello no las puedes usar en todos lados.

 

Ventajas y desventajas de la barbacoa a gas

 Ventajas

  • Son más limpias que las de carbón
  • Rápido encendido: entre 10 y 15 minutos. La temperatura de cocción se mantiene y se enfrían rápido.
  • Alta seguridad: El difusor está encima del quemador, por lo que es muy improbable que se cree un incendio.
  • Son barbacoas muy completas y con gran cantidad de accesorios.
  • Se pueden transportar: sólo se necesita llevar el gas que requieren, ya sea propano, butano o, incluso, gasolina.

Desventajas

  • Son más caras que las anteriores.
  • Son contaminantes: el propano y el butano son petroquímicos se extraen de forma contaminante y pueden emitir gases de efecto invernadero.
  • Las bombonas deben estar fijas y lejos, por seguridad. Además necesitas espacio para guardarlas.
  • Hay que estar atento al nivel de gas, para no quedarnos sin él a mitad de cocinado.

 

Ventajas y desventajas de las barbacoas a carbón

Ventajas

  • La principal ventaja de estas barbacoas, y por las que son elegidas por la mayoría de la gente, es el sabor característico que le dan a los alimentos.
  • Dan más calor, por lo que se pueden cocinar alimentos grandes y de forma correcta.
  • El humo le traspasa al alimento un sabor ahumado.
  • Algunas barbacoas permiten levantar o bajar el nivel de la cama de carbón o inclusive de las rejillas donde se colocan las carnes para obtener diferentes niveles de cocción a diferentes velocidades.
  • Los precios y diseños pueden variar mucho, pudiendo ser barbacoas baratas y muy completas y, sobre todo, con un diseño a tu gusto.

Desventajas

  • El riesgo de incendio es mayor, sobre todo debido a que saltan chispas.
  • El carbón deja más suciedad que las anteriores.
  • Tardan mucho más en encenderse y conseguir la temperatura óptima.
  • Además de tardar más, suele ser complicado encender un buen fuego.

 

Cómo reducir tu consumo energético durante tu barbacoa exterior

Si quieres organizar una barbacoa en el exterior de tu vivienda compartimos contigo las claves para que sepas cómo reducir al máximo tu nivel de consumo energético y otras recomendaciones que te ayudarán a economizar en tus facturas de luz y gas.

Recurre a métodos más eficientes para los suministros de tu hogar

Para reducir de forma efectiva el importe total de las facturas energéticas cada mes puedes recurrir a otros tipos de energía para cubrir las necesidades de tu hogar, como por ejemplo el gas natural para la calefacción y ACS (agua caliente sanitaria). Las principales compañías energéticas ofrecen tarifas de gas tanto dentro del mercado libre como del mercado regulado además de su extenso catálogo de tarifas eléctricas.

En cualquier caso, los clientes de gas natural pagan menos por el suministro de calefacción que los que utilizan radiadores eléctricos o dispositivos que funcionan conectados a la corriente eléctrica durante el invierno.

Es posible contratar cualquier opción llamando al número de atención al cliente de Repsol, Endesa, Iberdrola, Naturgy o la compañía que corresponda en tu caso.

Se puede contactar con Repsol por teléfono o en las oficinas comerciales para recibir atención al cliente e informarse sobre sus productos y servicios. Estos canales de comunicación son comunes para ofrecer atención al cliente no solo por parte de Repsol sino por todos las las grandes compañías del mercado energético. Las medianas y pequeñas cuentan con la opción online y teléfono de atención al cliente pero suelen prescindir de puntos de atención presencial.

Lo más importante es informarse detenidamente de las condiciones de contratación, los precios del periodo promocional y fuera de él y si existe algún compromiso de permanencia.

 

Reduce el consumo de energía al organizar tu barbacoa 

  • Utiliza un aparato de barbacoa eficiente con buen nivel de etiqueta energética (A+++) invirtiendo en la calidad del dispositivo en lugar de utilizar barbacoas baratas que hacen que gastan mucho más.
  • Cambia el carbón por las piedras volcánicas para tu barbacoa en el exterior que son un recurso más ecológico.
  • Prepara el fuego con antecedencia antes de meter la carne para que se hagan las brasas.
  • Controlar el tiempo de exposición de los alimentos en la parrilla para evitar un gasto extra y también que los alimentos se doren en exceso porque pueden generar sustancias tóxicas.
  • Tapa los alimentos que están dentro de la barbacoa para evitar que se fugue la energía y el tiempo de preparación se reduzca al mínimo.
  • Limpia periódicamente la parrilla de tu barbacoa y elimina los restos de carne chamuscada para asegurar las mejores funciones de funcionamiento y evitar el empleo extra de energía.
  • No utilices productos desechables como: cubiertos y platos de plástico, bandejas de aluminio, servilletas o manteles de papel y otros artículos similares de usar y tirar.
  • Organiza la barbacoa a plena luz del día para aprovechar las fuentes de luz natural en lugar de recurrir a fuentes externas de iluminación que gastan más energía.

 

Para finalizar, te proponemos conocer las claves de seguridad a la hora de hacer una barbacoa en los exteriores de tu casa o en la de tus amigos o familiares te recomendamos el siguiente artículo.

Energía renovable para vivienda

Tal y como está la situación actualmente con el cambio climático o la contaminación, empezar desde nuestra vivienda es una forma de contribuir a la lucha contra estos aspectos y ser más sostenibles de cara al futuro cercano.

Además, el uso de energías renovables puede conllevar una gran reducción en la factura de la luz, por lo que tiene un doble beneficio.

 

Energía renovable para nuestra vivienda

Si quieres empezar poco a poco, lo primero que puedes hacer es tener el recibo de electricidad con una comercializadora que emplee energía renovable. Sin embargo, hay alguna que ofrece este tipo de energía y no es cierto. Verifica bien de dónde procede la energía antes de decantarte por alguna de estas energías.

Otras de las opciones es el tipo de combustible que usamos en nuestra cocina o barbacoa de obra. En la cocina, aunque parezca mentira, si usamos energía renovable es mejor la electricidad. En nuestra barbacoa de obra, lo mejor será la leña o el carbón, antes que elegir una barbacoa eléctrica o de gas.

Si lo que queremos es tener un sistema de energía renovable para nuestra vivienda, en la actualidad los más desarrollados son tres.

 

Energía solar

El uso de paneles fotovoltaicos está de moda. Este sistema, que nos permite el autoconsumo, logra que reduzcamos al máximo el uso de electricidad de la red eléctrica, llegando a rebajar esta cantidad a cero.

Este sistema transforma la luz solar en energía, usando placas colocadas en tejados o zonas abiertas donde dé mucho el sol.

Si quieres instalar este tipo de sistema en tu vivienda, es mejor que contrates a una empresa especializada, puesto que son sistemas un poco complejos y caros, mejor evitar problemas.

Para que funcione de la mejor forma posible debe estar orientado al sureste o suroeste y con una inclinación que puede ir de los treinta a los sesenta grados, dependiendo de la latitud.

 

Aerotermia

Si bien permite un gran ahorro (hasta un setenta por ciento menos de electricidad), todavía no permite el autoconsumo, ya que el motor requiere de electricidad para funcionar.

La aerotermia usa la energía del aire y la convierte en energía que puede ser utilizada para agua caliente sanitaria, calefacción o cocina.

Este tipo de sistemas posee dos partes: una bomba de calor y un emisor. La desventaja de este sistema es que depende, en gran medida, de la temperatura que haga en el exterior. Si hace mucho frío, una parte de la energía se perderá en calentar el propio sistema.

 

Geotermia

Estos sistemas son muy parecidos a los anteriores, la diferencia es que extraen la energía del suelo. También requieren de una bomba de calor y un emisor y, además, necesitan de un sistema de captación geotérmica.

Si tu vivienda está situada en una zona de mucho frío, es mejor que utilices este tipo de sistema, ya que se ven menos afectados por la temperatura exterior.

Si nos basamos en los costes, los sistemas de aerotermia son los más económicos, seguidos de la geotermia y, por último, las placas solares. El beneficio de estas últimas es que te permiten no volver a pagar una factura de luz, por lo que las puedes amortizar de forma más rápida.

¿Cuánto consumen las cocinas de luz y gas?

Igual estás pensando en cambiar tu cocina porque se ha quedado anticuada, no funciona de forma correcta o, simplemente, quieres modernizar esa habitación. Una vez que has decidido cambiarla, la siguiente decisión importante es la de elegir una cocina de luz o gas. Por un lado, el coste de este tipo de cocinas es diferente (las eléctricas suelen ser más caras) y, por otro lado, la electricidad o el gas tienen precios diferentes.

En términos generales, el gas natural es el combustible más económico que podemos usar en nuestras cocinas y, además, las cocinas de gas suelen ser más económicas que las cocinas que funcionan con electricidad.

 

Cocinas eléctricas

En general, la electricidad es bastante más cara que el gas natural.. EL precio de un kilovatio/hora de la luz puede llegar a ser tres veces más caro que el del gas. Un kilovatio hora de luz podría estar, en un horario normal, en torno a los 0,13 euros/kwh, mientras que el de gas natural (dependerá del tipo de tarifa) pero puede estar en torno a los 0,04 o 0,05 euros/kwh.

Ante todo, si vas a comprar una cocina eléctrica, compra una que tenga la mayor eficiencia energética. Los electrodomésticos más eficientes son aquellos que, para dar el mismo nivel y calidad de funcionamiento, requieren de menos gasto eléctrico. Tener una cocina eficiente implica un menor consumo eléctrico que una normal, lo que haría que este tipo de cocinas saliera, a medio plazo, más económica.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es que podemos adaptar nuestra tarifa de luz y poner discriminación horaria. Este tipo de tarificación divide el día en dos periodos, uno de ellos mucho más económico (periodo “nocturno”). Si tus horarios son compatibles con este tipo de tarifas y vas a cocinar las cosas más “grandes” en el horario barato, notarás una gran bajada en tu factura.

Por otro lado, las vitrocerámicas de inducción, las cuales funcionan con electricidad, se apagan muy rápido por lo que no dejan calor residual y no hacen gasto extra. Además, también se calientan muy rápido por lo que reducen el consumo al encenderse.

 

Cocinas de gas

Dentro de este tipo de cocinas encontramos tres combustibles posibles: el gas natural, el propano y el butano.

Para empezar, el gas natural es el que tiene el precio más bajo y, también, es más económico que la luz. Sin embargo, el gas natural no está al alcance de todo el territorio por lo que, mucha gente, sigue teniendo que hacer uso del propano y el butano.

Para empezar, en general es más económico el propano. Sin embargo, si sólo puedes utilizar bombonas de propano y no se cocina mucho, es más económico el butano.

El precio del propano a granel o canalizado se situaría detrás del gas natural. Además es más cómodo que las bombonas.

El hecho de que el propano o el butano sólo lo puedas usar en bombona hará que tengas que estar pendiente del cambio de bombona o te quedarás sin cocina. El gas natural o el propano canalizado permiten un suministro continuo por lo que, además de por el precio, también podemos elegirlo por su comodidad.

Barbacoas inteligentes

Está claro que los nuevos adelantos tecnológicos y el Internet de las cosas ha llegado a muchos aspectos de nuestra vida. Si en la cocina ya disponemos muchos aspectos que podemos controlar a través de un teléfono móvil con una simple conexión a Internet, ¿por qué no iba a ser así también en el mundo de las barbacoas? Veamos cuáles son los mayores avances actualmente en este sentido.

 

Aplicaciones para barbacoas eléctricas

¿Te imaginas poder controlar la temperatura de la barbacoa y la carne desde tu móvil? Aunque parezca algo increíble, es muy real, y simplemente requiere de un smartphone con tarifa de datos y una aplicación que va a monitorizar la temperatura de la barbacoa y lo que se esté cocinando en ella.

Esto te permitirá alejarte de la barbacoa mientras se calienta la barbacoa, puesto que la aplicación te avisará de cuando la barbacoa haya alcanzado la temperatura perfecta para cocinar.

 

Barbacoas de gas inteligentes

 Dentro de las barbacoas de gas, existen las barbacoas inteligentes que incorporan, incluso, conexión WiFi.

Pero no se quedan ahí, este tipo de barbacoas también incluye comando de control por voz, supervisión remota, encendido desde una aplicación y control y alertas en el dispositivo para dar la vuelta o retirar la carne de la parrilla.

Además, podemos encontrar barbacoas que nos permitan saber el estado del quemador, la cocción de alimentos, los tiempos de cocción, las temperaturas internas de la carne e incluso el nivel de gas del tanque de propano. Incluso las hay con recetario.

 

Barbacoas de carbón

Está claro que, a los grandes amantes de las barbacoas, les sigue gustando más la carne al carbón o la leña. Para este tipo de personas, existen algunos aparatos que le facilitarán la cocina con su barbacoa de carbón.

Por un lado existen parrillas construidas con un termómetro incorporado que vigila el calor que produce el carbón y ajusta el equipo de la parrilla en consecuencia, alejando o acercando la parrilla de la llama y acelerando o desacelerando la rotación automática de las múltiples barras de que disponga la parrilla. Además, vienen con recetas seleccionables de serie, por lo que sólo tendrás que elegir el menú y esperar a que tu barbacoa haga el resto.

Por otro lado, existe un aparato, parecido a una barra de hierro, que inicia el fuego en carbón en un minuto. Mediante aire muy caliente, y sin usar líquidos inflamables, tendrás tu carbón listo.

Además, ya existen termómetros inteligentes, conectados a una aplicación, que irá controlando la temperatura de la carne.

Sin embargo, uno de los aspectos más relevantes y que, seguro gustan más, es un limpiador automático de parrillas.

 

La barbacoa en invierno también es la mejor opción

Si bien es cierto que la barbacoa se suele asociar con el buen tiempo y el aire libre, también podemos disfrutar de ellas cuando el tiempo no acompaña tanto. Dispongas del tipo de barbacoa que sea, ya sea de obra, de gas o eléctrica, puedes sacarle el mejor partido también en invierno. Te contamos cómo conseguirlo.

 

Consejos para el cocinado

 Si vas a hacer una barbacoa en invierno, prepara la comida de antemano en el interior de la vivienda.

En una barbacoa de obra no tienes el problema del frío y el viento ya que la zona de cocinado está totalmente protegida, pero si no es tu caso, ponle una cubierta a la barbacoa, en caso contrario, tardarás mucho en preparar el fuego y consumirás más leña o carbón.

Protégete como si hiciera calor. Aunque lleves abrigo y guantes para protegerte del frío, éstos no protegen del fuego. Ponte las mismas protecciones que si estuvieras haciendo la barbacoa en verano.

Piensa en un trabajo en equipo. Ten más de una persona al cargo de la barbacoa. Cambia con frecuencia para evitar que alguno se quede frío.

 

Consejos para mantener la temperatura en el jardín

Es posible que dispongas de una zona de descanso y comedor en tu jardín, cerca de la barbacoa. Si esta zona no está totalmente cerrada no te preocupes, se puede calentar de forma económica.

Una vez que hayas terminado de cocinar, puedes poner más leña al fuego para que tu barbacoa se convierta en una chimenea que caliente la zona mientras comes.

También existen estufas eléctricas de terraza. Sin embargo, este tipo de estufas consume bastante, así que cómpralas eficientes para que gasten lo menos posible. Si ves que tu consumo aumenta mucho, verifica que tienes la mejor tarifa de luz.

Otra de las cosas que podemos usar para calentarnos con las mantas de toda la vida. Puedes colocar fundas en las sillas o sofás que tengas para que estén más calientes. Estas mantas y fundas, guárdalas dentro de casa para que se mantengan más calientes.

 

Consejos para disfrutar de tu barbacoa en el interior

Otro de los planes que puedes llevar a cabo es cocinar fuera pero comer y divertirte dentro de casa.

Para esto sólo necesitarás el salón de tu casa, que estará más caliente que el exterior.

Puedes disponer de diferentes actividades de ocio o escuchar música o ver una película mientras cenas. Si dispones de una buena oferta de internet con algún canal o aplicación tipo Netflix podrás disfrutar de ello mientras comes.

 

como limpiar barbacoa rustica

¿Cómo limpiar una barbacoa rústica?

Es muy importante prevenir de malos olores nuestra barbacoa rústica y no mezclar sabores si cocinamos diferentes tipos de alimentos, por ello tenemos que mantener limpia y en perfecto estado nuestra barbacoa.

como limpiar barbacoa rusticaSi cocinamos con leña o carbón, estos materiales desprenden un aroma y dan un sabor a los alimentos inconfundibles. Tienen espacios en la parte inferior donde guardar la leña o el carbón y muchas tienen una bancada extra para dejar utensilios y los alimentos, sin ningún problema.

Si cocinas con una plancha de hierro, te recomendamos precalentarla unos 10 minutos, encima del fuego, para que no se nos peguen los alimentos a la misma. A la hora de limpiarla, te recomendamos hacerlo en caliente, así podremos eliminar grasas y restos de alimentos que estén quemados en la plancha.

Algunas barbacoas tienen soportes o tablas de madera, para dejar los alimentos o cortarlos, para limpiarlos te recomendamos utilizar el aceite de teka.

Si cocinas en parrilla y tienes un cajón donde poner el carbón, antes de ponerlo cúbrelo con papel de aluminio, que te facilitará la limpieza del cajón cuando las brasas estén frías.

Las parrillas o rejillas, son más difíciles de limpiar, ya que la grasa y las llamas las ennegrecerán, lo recomendado es limpiarlo en caliente. Cuando termines de cocinar, déjalas encima de las brasas y cuando termines de comer, usa un cepillo especial para parrillas y elimina la grasa y restos de alimentos. Una vez esté bien cepillado, acláralo con agua.

 

También puedes seguir los consejos del siguiente video